viernes, 9 de diciembre de 2016

MARATÓN MÁLAGA

El lema de este maratón era "Ven a correr al sol de diciembre", y no sólo hubo sol sino la mayor tormenta del año. Este era un maratón al que tenía ganas, puente de diciembre, circuito llano, buena temperatura, en fin, ideal para hacer una buena marca. Duros entrenamientos, habiendo comenzado el 1 de agosto la preparación básica y nueve semanas de series y largos siguiendo el programa:
- 910 kms
- 84,15 h
- 5 días gimnasio
- 18  "  series
- 3    "  farlek
- 2    "  cuestas

Todo esto se fue al traste, y es que como dijo Felipe II "yo no mandé mis naves a luchar contra los elementos". 
El sábado había amanecido un día un poco lluvioso pero bastante bueno, nos fuimos a la Feria del Corredor a recoger el dorsal y ver el ambiente

Comida de  pasta y tarde de reposo esperando al día siguiente, a las seis y media tocan diana, miro por la ventana, y llueve, en el comedor estábamos tod@s, las caras presagiaban la tragedia....subo a la habitación y aquello va a más, jarrea... A las 8,15 bajo al hall, las chicas de EDP cogen un taxi para ir hasta la salida, chubasqueros, bolsas de plástico y demás, salir a la puerta del hotel era de valientes, Martín Fiz y Abel Antón están en la puerta, venga vamos para la salida....  claro las zapatillas al segundo paso que dimos estaban ya empapadas, la trompa de agua iba a más, el diluvio se nos venía encima, pero nada, palante... llegamos a la salida, todo preparado, el agua en algunos tramos nos llegaba por los tobillos, aquello parecía imposible, dan el aviso esperado, se suspende la salida hasta las 10 h, nos dirán si se suspende definitivamente o no. Nos vamos, unos para su casa, otros para el hotel, y otros nos metemos en los bares de los alrededores (buen negocio hicieron). Me junto con una pareja de gallegos (que me conocían de la carrera de Navia), tomamos un cafetín, llegan otros de Girona, todos pendientes del twiter, pero no hacía falta, no paraba de llover, a las 10,15 h se confirma, SE SUSPENDE LA MARATÓN, nada que objetar, una hora allí parados no era lo mejor para hacer una carrera tan exigente como es una maratón. Nos vamos para los hoteles, hasta otra....




Estas imágenes dan fe de todo lo dicho, sobran las palabras.... a disfrutar de Málaga cuando pare de llover, o sea, el lunes. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada