jueves, 26 de abril de 2018

MARATÓN DE PARÍS 2018


EL VIAJE.-

Ya le tenía ganas a este maratón, que por encajes de fechas no lo había podido hacer hasta este año. Fuimos Dolores y yo, salimos de Oviedo el miércoles por la mañana en vuelo directo hasta el CDG parisino, un viaje rápido y cómodo, y una vez en el aeropuerto cogimos el tren que nos llevó hasta la Gare du Nord, y en un metro hasta Víctor Hugo, donde teníamos el hotel.                                  

PARÍS.-
Después de hacer el chek-ing en el HOTEL MELÍA, en la calle V. Hugo, un hotel que por su situación era perfecto, a un paso del Arc de Triomphe, zona de salida y llegada del maratón. Salimos a dar una vuelta por la Plaza Víctor Hugo donde hay varios bares, y entramos en uno a comer (aquí se come temprano) y nos fuimos al hotel a deshacer el equipaje y descansar un poco. Por la tarde ya salimos en plan andarín, nos dirigimos hacia el Arc de Triomphe, Jardin des Tuileries, Place de la Concorde, Opéra, La Madeleine, Place Vendôme, etc. Nos tomamos una bière en el famoso Café de La Paix, en plena Place de la Opéra, que nos supo a gloria.

 A la mañana siguiente cogimos el metro y nos fuimos hasta el Canal Saint-Martin (es un canal de 4,55 km de longitud, recorre los distritos X y XI. Fue creado en sus orígenes para traer agua potable a la capital. Su inauguración se produjo en 1825. Está compuesto de nueve esclusas y dos puentes giratorios, y está inscrito como monumento histórico desde febrero de 1993). Este territorio, que se extiende a través de diferentes distritos, de un lado al otro de la place de la République, declina diferentes estilos tendencias: de moda y arty por el Marais, y ambiente bohemio-chic por el canal…

Pasamos después a la Place de la República y cruzamos uno de los puentes sobre el Sena para pasar a la Ile de La Cité para ver la Catedral de Notre-Dame, pasando luego por el Boulevard Saint Germain con sus famosos Café Les Deux Magots y de Flore (la tarta Tatin es insuperable) y terminamos en el Barrio Latino, donde comimos en uno de los numerosos bares de la zona.



La mañana del viernes la dedicamos a visitar la Feria del Corredor, que se encontraba en los Pabellones de la Expo Porte de Vesailles.  Entramos sin problemas, las colas para recoger el chip y la bolsa no eran grandes e iban muy rápido. Había numerosos stands deportivos,  compramos unas camisetas de la maratón y como era ya la hora de comer buscamos una pizzería donde dimos buena cuenta de la consabida pasta. La tarde nos fuimos hasta la zona del Trocadero, la Tour Eiffel y sus maravillosos jardines, una cerveza por la zona y para el hotel.

La mañana del sábado había que madrugar un poco, teníamos la previa de la Breakfast  Run, una carrera de cinco kms, con salida del Louvre y llegada a la Tour Eiffel, toda a lo largo del Sena; fue una fiesta, la hicimos Dolores y yo, en un día espléndido, haciendo fotos del evento y en la llegada, café o té con croissant, y para el hotel a ducharse.


Comida a base de pasta en la Place de Víctor Hugo, un pequeño paseo y para el hotel a descansar toda la tarde, que mañana iba a ser un día muy duro. 
 Dormí bastante bien, cuando tocó el despertador, ya estaba despierto; lo primero que hice fue mirar por la ventana a ver qué día teníamos, era todavía de noche pero tenía buena pinta, no hacía nada de frío, bajé a desayunar, eran las 6,15 h y había algún corredor@, no muchos, el desayuno de siempre y a la habitación a prepararse. La carrera salía a las 8,30 y como me quedaba muy cerca fui tranquilamente hacia el Arc de Triomphe, el ambiente era impresionante y el día caluroso.
LA CARRERA.-
                La entrada muy bien organizada, entré en el cajón de 3,15 que tenía asignado, sin mayores problemas, calenté un poco, algunos estiramientos, la salida desde las 8 h con la élite se fue sucediendo hasta llegar el cajón mío (8,32 h)

 Estaba tranquilo, llegamos al arco de salida, en plenos Champs Elysées  y comienza la carrera, amplia avenida para absorber a todos los corredores, pica hacia abajo con lo cual la salida es rapidísima, y ya empezamos a sentir el ambiente. Están marcados todos los kms, el primero en plena avenida un poco antes de la Place de La Concorde, por la Rue de Rivolí pasando por Les Tuileries (k2), Musée du Louvre (k3), el magnífico Hotel de Ville (k4), voy muy cómodo con un ritmo rápido, así que tico el Primer Cinco mil  y marca  23´16´´, lo cual significa una media de 4´39´´,  para llegar a La Place de La Bastille  

En el primer avituallamiento tomo un par de tragos de agua que aunque no apetezca hay que beber igual. La mañana va poco a poco siendo calurosa, por la larga rue de Saint Antoine, con buen piso y muchísima animación, y entramos en el Bois de Vincennes, k 10, tico este segundo Cinco mil en 23´22´´, a 4´40´´/km; pasamos por el precioso Chàteau (residencia real entre los S XII al XVIII), voy muy cómodo, muy rápido, hay que frenar un poco que queda mucha carrera. Sigue la buena temperatura para correr, así que no hay disculpa, nos plantamos ya en el km 15 en pleno Bois de Vincennes; este Tercer Cinco mil lo paso en  23´16´´, a 4´39´´, exactamente igual que el primero, o sea, que muy bien, y sobre todo con unas sensaciones muy buenas.  Salimos del Bois ya en el k19, me tomo el primer gel antes de que llegue km 20, el Cuarto Cinco mil lo paso en 23´09´´, a 4´38´´/km (el más rápido de todos), vamos a una media de 4´39´´, muy rápido.  El próximo objetivo ya será el paso por la Media Maratón (a la altura de la Gare de Lyon), a lo lejos el arco de paso del Medio, paso por la alfombrilla de la Media en 1h.38´03´´, a 4´39´´/km, ¡¡ya sólo quedan otros 21.097 mts!!!, voy muy bien, la carrera pasa nuevamente por la Place de La Bastille (k22) y nos dirigimos al Sena que tendremos siempre a nuestra izquierda, vemos la majestuosa Cathédrale Notre-Dame y llegamos al Quinto Cinco mil (a la altura del Pont Neuf) lo tico en  23´14´´, a 4´39´´, también rapidísimo. Estamos llegando a las dos horas, todavía queda un mundo, vamos por la Voie G. Pompidou, a lo largo de la rive droite de la Seine, con sus túneles (el famoso Pont de l´Alma), llegando a la zona del Trocadero, donde está Dolores, paso como un rayo, subidón

La Tour Eiffel a la izquierda y llegamos al k.30, llevamos 2h 20´´, tico el Sexto Cinco mil en 23´43´´ a 4´44´´. Me tomo el segundo gel aprovechando un avituallamiento y comienza la cuenta atrás. Seguimos por la rive droite atravesando puentes subterráneos que hacen un poco de daño, hasta llegar al k.32 donde hacemos un giro a la derecha por una larguísima calle que pica hacia arriba para llegar al k.34, que son los peores de la carrera, nuevo giro, a la izquierda para entrar en le Bois de Boulogne. Estamos en el 35, este Cinco mil en 24´26´´, a 4´53´´/km, estamos ya sobre las dos horas y cuarenta y cinco minutos, que también las tengo entrenadas, pero vienen ahora los kms duros, los del sufrimiento, hay que apretar los dientes y tirar p´adelante. Tomo el último gel, los grupos se van deshaciendo, cada uno va ya como puede, mucha gente andando, estamos por dentro del bosque, un rompepiernas, el sufrimiento es grande. Esto ya está casi hecho, los últimos kms hay que ir a muerte apenas hay público, ya sólo piensas en la meta, falta el último esfuerzo, pasamos por la Fundación Louis Vuitton,  el km 40 al alcance, 24´32´´, a 4´54´´/km, estos cinco kms son los peores, un último esfuerzo, salimos del bosque (por fin) por la Porte Dauphine, oigo que me gritan, era Dolores,  

entro en la Av. Foch, ¡¡qué emoción!! entramos en la zona vallada, no veo por dónde voy, piso la alfombra y de repente me encuentro en el suelo, no sé qué pasó, me levanto como puedo, sangrando por el labio y un buen golpe en la cara, y cruzo la ¡¡META¡¡ con 03:20:55, agotado, no tengo nada roto aunque me duele la nariz y el labio, pido hielo, me lo pongo, me alivia bastante, bebo todo lo que encuentro, hace muchísimo calor, me ponen la medalla, cojo un plátano y trozos de naranja, voy recuperando poco a poco, sigo caminando, todo está  vallado, había quedado con Dolores en una de las salidas, y allí está, luego vamos caminando, totalmente recuperado (aunque con la cara dolorida) hasta el Arc de Triomphe donde hacemos unas fotos.




Ahora toca descansar, que llevo una temporada muy cargada.

lunes, 26 de marzo de 2018

X MEDIA MARATÓN DE LEÓN

Un fin de semana en León bien merece la pena, una vuelta por la zona antigua leonesa es imprescindible, te tomas un par de cañas y te ponen unas tapas impresionantes y a un precio que ya quisiéramos por aquí. Pero, en fin, no fuimos a León sólo a eso si no a correr la X Media Maratón, que me venía al pelo como preparación para París. Ya había estado en la primera edición así que ya conocía el recorrido aunque en esta ocasión la hicimos a la inversa, que tenía como ventaja que los últimos kms era muy rápidos. En una mañana fría (2º) pero buena para correr nos dimos cita más de mil corredor@s a las 10,30 de la mañana. Los primeros kms desangelados hasta llegar a la catedral (k10) y después de otros kms por las afueras vuelta a la ciudad para terminar lanzados en dirección a la meta en el Estadio Hispánico, con una llegada perfecta y guapa donde nos esperaban los fans en las gradas. Terminé muy bien con el tiempo previsto, 1.34.23 en el puesto 275 de la general y ¡¡¡TERCERO en la categoría!!!, que no esperaba por ello (de hecho estábamos tomando una cerveza en el bar y me dijeron que estaba en podium, me fui para la meta y efectivamente, así era). Así que perfecto fin de semana en León y gran compañía con el GRASIAS y Dolores, claro.







martes, 30 de enero de 2018

VI CARRERA 10 Km OVIEDO-LAS CALDAS VILLA TERMAL

Esta es una carrera peculiar ya que discurre prácticamente toda ella por la pista que partiendo del Parque de Invierno llega a Las Caldas, antiguo ferrocarril del Vasco que hace ya muchos años que desapareció esta línea y se acondicionó para su disfrute por multitud de personas.
La salida se hace en la Plaza Los Fresnos (antigua Gesta) en dirección al Parque por las calles Glez Besada, P. Masaveu y bajada a la pista. La mañana del domingo era muy fría aunque el cielo estaba completamente azul, nos juntamos más de mil corredor@s con los cual el ambiente era extraordinario; me coloqué lo más adelante posible por que la salida era en curva y muy estrecha, a pesar de que había dos arcos de salida, y a las 10,30 h salimos como tiros, por debajo de 4´/k lo cual hizo que enseguida nos fuimos estirando con lo que no hubo ningún problema de posibles caídas. Se corrí mucho ya que es una carrera muy favorable, toda ella en bajada, poco a poco ya nos fuimos haciendo grupos, los kms iban pasando sin enterarnos, todos por debajo de 4´10´´ hasta llegar al Campo de Golf de Las Caldas y salir a la carretera general junto al Balneario


y en la rotonda coger a la derecha una subidina para llegar a la Meta, con un tiempo final de 40´57´´ a 4´05´´/km, el 233 en la clasificación general y ¡¡¡segundo en la categoría!!!
En definitiva, carrera rapidísima, muy bien organizada, buena bolsa del corredor@ y un día espectacular.

jueves, 11 de enero de 2018

SAN SILVESTRES 2017

          Siguiendo mi costumbre de despedir el año por los diferentes Municipios asturianos, este año les tocó el turno a dos Polas, la de Lena y la de Laviana, además las dos se corrían en diferentes días con los cual no había problemas.

            En Lena se corría el viernes 29 (cada vez comienzan antes las SS), a las cinco de la tarde, así que para allá nos fuimos, con tiempo suficiente para recoger el dorsal y calentar tranquilamente. Primero había carreras para los más pequeños y a continuación la absoluta, con cerca de 100 participantes, la salida junto al colegio público, en ligera cuesta para luego bajar hasta la carretera general para coger la senda peatonal paralela al río hasta cruzarlo por un puente y hacer todo el descenso por la otra orilla para volver a cruzar otro puente (con buena pendiente) y volver al centro de Lena donde estaba la meta. Guapa carrera, rápida y dura de cuatro kms con un tiempo final de 17´01´´ (a 4´15´´/km), quedando el 35 en la general y segundo en la de Veteranos, y muy contento y trofeo de Sta Cristina de Lena.


                     
                   El domingo 31 me fui hasta Pola de Laviana, la carrera comenzaba a las 12 de la mañana, y tenía la particularidad que nos llevaron en bus hasta la salida que estaba en el pueblo de Tiraña, a cuatro kms. Hacía mucho frío así que había que calentar bien, buen ambiente (más de doscientos corredor@s) y justo a la salida comienza a llover. Salimos a toda velocidad por la carretera general que era cuesta abajo hasta llegar a Barredos (el primer km a 3´45´´) y luego todo cuesta arriba hasta la meta que estaba en el parque de Laviana. Así que en un visto y no visto se terminó esta SS, en un tiempo final de 15´24´´ (a 4´03´´/km) y el 55 de la general y primero en Veteranos E, y la lluvia no paró ni para la entrega de trofeos (gran trofeo y camiseta de calidad como vencedor).


 
                      En definitiva, gran despedida del 2017, un gran año, que con lo mal que empezó, terminó de forma magistral.
            
                                              ¡¡¡Ahora a pensar en PARÍS!!!

sábado, 30 de diciembre de 2017

NEW YORK CITY MARATHON

EL VIAJE.-
               Este esperado viaje, al final fuimos Dolores y yo junto con Urbano y Pili y su hijo Javier; salimos de Oviedo el miércoles por la tarde en dirección al aeropuerto de Asturias para coger el avión que nos llevaría a Madrid
Como el vuelo a NY salía a las 12,50 h de la mañana del jueves, decidimos dormir en el TRYP cerca del aeropuerto para no tener que madrugar tanto. Una furgoneta del hotel nos llevó al aeropuerto, y una vez facturada la maleta y pasados los controles sin mayor problema, tuvimos tiempo para dar una vuelta por las tiendas y conectar con otros corredores del SportTravel, con los que viajábamos.  El vuelo a la capital neoyorkina nos llevó más de siete horas y media, pero se nos hizo ameno y nada largo, entre comida, merienda, siesta, etc, se nos pasó rápido. No podemos decir lo mismo en la llegada al aeropuerto, dos horas de cola para pasar el control del pasaporte y más de una hora en el bus que nos llevó al hotel. Pero al fin, ya estábamos en NEW YORK. 
NEW YORK.- 
          Después de hacer el chek-ing en el HOTEL COURTYARD NEW YORK MANHATTAN, en el 1717 de Broadway, un hotel muy bien situado entre Central Park y Times Square y con unas vistas  espectaculares; salimos a la calle a dar una vueltina, ya era de noche, y llegar Times Square fue toda una sorpresa. El bullicio era increíble, los anuncios en las grandes pantallas, sorprendentes, no sabíamos para dónde mirar, hicimos las consabidas fotos y ya nos fuimos a buscar una pizzería que ya habíamos visto y para el hotel. 
A la mañana siguiente habíamos quedado todo el grupo a las 7,30 h para ir hasta el Central Park para correr un poco por allí, hicimos una foto en Columbus Circle y nos metimos en el parque, que aquella hora tan intempestiva estaba hasta los topes de corredores; la mañana era soleada y con buena temperatura, corrimos unos 50´ haciendo fotos y lo pasamos genial, y de vuelta al hotel para ducharse, desayunar y coger el bus que nos llevaría a la Feria del Corredor. Había buen ambiente con numerosos corredores, las colas para recoger el chip y la bolsa iban muy rápido, la bolsa con propaganda y la camiseta conmemorativa, nada más. Había numerosos stands deportivos, y las compras eran impresionantes, vaya negocio!!. Salimos de allí, cada uno ya por su cuenta, nosotros con Urbano, Pili y Javi nos fuimos hasta el  High Line, antigua vía de ferrocarril y ahora muy frecuentada por los turistas, llegando hasta el Chelsea Market, una especie de mercado con numerosas tiendas y restaurantes, abarrotado de gente, y como era ya la hora de comer buscamos una pizzería donde dimos buena cuenta de la consabida pasta. La tarde la pasamos paseando y conociendo un poco la zona y por la noche nos fuimos hasta el Brooklyn Bridge (1.825 m, une los distritos de Manhattan y Brooklyn) al final del cual teníamos localizada una pizzería, Grimaldi’s Pizza (todo un clásico) y vuelta al hotel ya de noche. 
La mañana del sábado la dedicamos a visitar la zona del World Trade Center, la “zona cero” de las Torres Gemelas, ¡aquello impresiona!,
el Edificio de Calatrava y luego nos fuimos a coger el ferry que dando un paseo por el Hudson nos lleva hasta la Estatua de la Libertad, y después de pasar por Wall Street encontramos un bareto mexicano donde comimos pizza, no estuvo mal. Por la tarde nos fuimos hasta el Rockefeller Center, subimos hasta la azotea donde las vistas de la ciudad son espectaculares, y para el hotel que había que madrugar muuuchoooo.       
Dormí bastante bien, cuando tocó el despertador, ya estaba despierto; lo primero que hice fue mirar por la ventana a ver qué día teníamos, estaba nublado, tenía pinta de frío, claro que era las 5,45 h… quedamos en el hall del hotel a las 6,15h para coger el bus que nos llevaría hasta la salida, así que no pudimos desayunar, habíamos comprado algo de fruta que fuimos comiendo en el viaje. Alguna cara conocida en el bus, Almudena Ariza, la corresponsal de TVE en NY, Miguel A. Muñoz, el actor, Samanta, la televisiva cocinera, y un grupo entusiasta de chicas con la pañoleta rosa por la lucha contra el cáncer de mama. Tardamos más de una hora en llegar, el tráfico era intenso y muy controlado por la policía, nos bajamos del bus, caras tensas, frío aunque íbamos muy abrigados y controles policiales para entrar en el recinto maratoniano.
LA CARRERA.-
          Una vez en los corralitos, el Orange Wave 1 Corral E, y localizada la entrada al puesto de salida, nos dedicamos a comer algo, tomar un cafetín e ir al baño. Luego calentamos un poco, algunos estiramientos y al cajón de salida, quitamos toda la ropa que dejamos en los cajones y me puse junto el globo del 3,25, y nos fueron llevando hasta el Verrazano Bridge.  
        
                 Suena el himno de USA, cantado en directo, el New York New York de F. Sinatra, los nervios a flor de piel y el cañonazo de salida…. Tardo 3´32´´ en pasar por el arco de salida, y comienza la carrera; el puente es ancho, suficiente para absorber a todos los corredores, pica hacia arriba con lo cual la salida es lenta, voy sorteando como puedo a ver si logro coger el ritmo adecuado, pasamos el puente y ya empezamos a sentir el ambiente, las calles sin ser muy anchas absorben bien la enorme fila de corredores. Están marcadas todas las Millas y los kms de cinco en cinco, voy muy cómodo con el ritmo adecuado y pegado al globo, así que tico el Primer Cinco mil  y marca  24´01´´, lo cual significa una media de 4´48´´. En el primer avituallamiento tomo un par de tragos de agua que aunque no apetezca hay que beber igual. La mañana sigue siendo fría aunque ya voy entrando en calor; estamos por el Barrio de Brooklyn, calle largas con mal piso y muchísima animación, van pasando las millas y llega el km 10. Tico este segundo Cinco mil en 24´13´´, a 4´50´´/km, voy a lado del globo muy cómodo, únicamente cada vez que hay un avituallamiento, se forman tapones. Sigue la buena temperatura para correr, así que no hay disculpa. Vamos por Lafayette Ave., entre las millas 8 y 9 hay una multitud animando que es increíble, nos plantamos ya en el km 15; este Tercer Cinco mil lo paso en  24´09´´, a 4´50´´, o sea, que muy bien, y sobre todo con unas sensaciones muy buenas. Seguimos por pasando las millas 10, 11 y 12 para llegar a Greenpoint Ave, me tomo el primer gel antes de que llegue km 20, el Cuarto Cinco mil lo paso en 24´13´´, a 4´50´´/km, vamos a una media de 4´50´´ y siempre pegado a la liebre. El próximo objetivo ya será el paso por la Media Maratón, a lo lejos el arco de paso del Medio, paso por la alfombrilla de la Media en 1h.42´02´´, a 4´50´´/km, ¡¡ya sólo quedan otros 21.097 mts!!!, voy muy bien, la carrera abandona ya Brooklyn para entrar en Queens, ni que decir tiene que la animación es total, pasan las millas 13, 14 y 15 donde cruzamos el Queensboro Bridge que da entrada en Manhattan. Estamos en el Quinto Cinco mil lo tico en  24´24´´, a 4´53´´, este cinco mil se me hizo duro, especialmente el larguísimo puente que no tenía fin. Estamos en las dos horas, todavía queda un mundo y falta lo peor ya que hasta aquí el terreno era más o menos llano. La entrada en Manhattan impresiona, nada más cruzar el puente cogemos la First Ave. donde el público se amontona y anima de forma extraordinaria. Este cinco mil va muy rápido (el más rápido de todos a 4´45´´), el km 30 ya está a la vista, tico el Sexto Cinco mil en 23´43´´. Me tomo el segundo gel aprovechando un avituallamiento y comienza la cuenta atrás. Seguimos por la larguísima First Ave. para abandonar Queens y entrar en el Bronx por otro puente, no tan largo como el anterior pero que también hace mucho daño; salimos enseguida del Bronx para cruzar otro puente (y ya van cinco) atravesando la 3rd Ave. para entrar en Harlem por la famosísima Fifth Ave. Estamos en el 35, este Cinco mil en 24´51´´, a 4´59´´/km, estamos ya sobre las dos horas y cincuenta minutos, que también las tengo entrenadas, pero vienen ahora los kms duros, los del sufrimiento, hay que apretar los dientes y tirar p´adelante, vamos bajando la Fifth buscando el Central Park. Tomo el último gel, los grupos se van deshaciendo, cada uno va ya como puede. Esto ya está casi hecho, los últimos kms hay que ir a muerte, el público anima muchísimo ya sólo piensas en la meta, los 3.25 se me escapan pero hay que seguir, no rendirse nunca; vamos a la altura del 110 th St. Central Park North, 22,8 millas, falta el último esfuerzo, y ya entramos en el Central Park, pasamos la milla 24 (muy dura a un ritmo de 8.51/milla), el km 40 al alcance, 26´23´´, a 5´16´´/km, estos cinco kms son los peores, un último esfuerzo, oigo que me gritan, eran Dolores y Pili que casi ni las veo, hay una pequeña bajada que me viene muy bien, milla 25, entramos por Columbus Circle, ¡¡qué emoción!! el público abarrota la plaza, cómo anima, milla 26, entramos en la zona vallada, la larga recta, con subida incluida, y al fondo se ve la  ¡¡META¡¡ con 03:27:46, contentísimo, agotado, casi mareado, los camilleros no paran de recoger a corredor@s, me ponen la medalla, cojo un plátano y me lo trago de dos bocados y un botellín de agua, voy recuperando poco a poco, me hacen fotos, sigo comiendo y disfrutando, hace mucho frío pero nos ponen una capa térmica (y luego un poncho), tenemos que bordear todo el parque, está todo vallado y hay que volver a Columbus Circle dando un gran rodeo, para llegar al hotel donde ya me esperan Dolores y Pili. Urbano y Javi no acaban de llegar, subo a ducharme y cuando bajé ya estaban allí, con la medalla colgando en su pecho.   

 

                                      
                                                                              HASTA EL  PRÓXIMO   ……             

martes, 31 de octubre de 2017

10 KM VILLA DE LUANCO

El diez mil de Luanco era una buena piedra de toque de cara al gran objetivo de la Maratón de NYC, así que allí nos fuimos, en un día nublado y fresquillo, ideal para correr mucho. El circuito, bien conocido por mí, no es de los rápidos si no todo lo contrario, de los llamados rompepiernas y además al ser urbano (los primeros seis kms) tiene muchos giros por la calles luanquinas.
Salimos a las 11 h de las pistas de Balbín unos ciento cincuenta corredor@s, en dirección a La Vallina, dos kms rapidísimos y otros tres por las calles en dirección al Gayo para coger la larga recta hasta la rotonda de entrada a la carretera de Moniello. Dos kms hasta el área recreativa y vuelta hasta la meta en las pistas de Balbín.

Al final creo que hice una buena carrera, con muy buenas sensaciones y un tiempo de 42´26´´ a 4´14´´/km, el 55 en la general y en la categoría el tercero, ¡¡podium!!

Hasta la próxima, NYC nos espera!!!!

viernes, 15 de septiembre de 2017

CARRERAS DE VERANO

El verano es época para disfrutar, correr por correr sin presiones, sin cronómetros y sin programas, pero también es época de participar en alguna carrerina (o carrerona) de las llamadas populares donde no importa tanto los tiempos y los puestos como el dejarse llevar por sensaciones. Y ésto ocurre con las dos carreras en las que participé:
CROSS DE BAÑUGUES: nueva carrera veraniega por la senda costera que tan bien conozco pues por allí entreno todos los días. La organización tuvo que cambiar el recorrido pues no tuvo el permiso, creo que mejoró ya que fue todo por senda sin apenas asfalto y ocho kms largos con un par de subidas guapas. Al final 38´39´´ y quinto en categoría VET 2, y una arrozada en el prao de la fiesta.


TRAIL DUNAS DE VERDICIO: sexta edición de esta carrera y segunda vez que participo; este año además tenía la particularidad que había dos distancias, una corta de diez kms y la larga de dieciséis. La salida del chiringuito por Los Campones, pasando por Ferrero hasta llegar a Peñas donde se hacía un bucle para volver a la senda hasta el chiringuito, aquí terminaban los de la carrera corta y los demás cruzábamos la playa en dirección al Molín del Puertu, todo ello por la senda y caminos en continuos desniveles, que hacían de la prueba una dureza bien conocida. La llegada al chiringuito muy guapa y con buenas sensaciones finales, un tiempo de 1h27´02´´ , lo cual no está nada mal y nuevamente quinto en categoría VET 2. Las cervezas finales en el chiringuito de lo mejor.


En definitiva, un buen verano con vistas al gran objetivo otoñal: MARATÓN NY.